viernes, 11 de julio de 2008

EL ESCRITOR COMO OPERARIO. R. ARLT

Si usted conociera los entretelones de la literatura, se daría cuenta de que el escritor es un señor que tiene el oficio de escribir, como otro de fabricar casas. Nada más. Lo que lo diferencia del fabricante de casas, es que los libros no son tan útiles como las casas, y después... después que el fabricante de casas no es tan vanidoso como el escritor.En nuestros tiempos, el escritor se cree el centro del mundo. Macanea a gusto. Engaña a la opinión pública, consciente o inconscientemente. No revisa sus opiniones. Cree que lo que escribió es verdad por el hecho de haberlo escrito él. El es el centro del mundo. La gente que hasta experimenta dificultades para escribirle a la familia, cree que la mentalidad del escritor es superior a la de sus semejantes y está equivocada respecto a los libros y respecto a los autores. Todos nosotros, los que escribimos y firmamos, lo hacemos para ganarnos el puchero. Nada más. Y para ganarnos el puchero no vacilamos a veces en afirmar que lo blanco es negro y viceversa. Y, además, hasta a veces nos permitimos el cinismo de reírnos y de creernos genios

3 comentarios:

josé dijo...

Esto lo había leído, si no me equivoco y lo recordé ahora. Me agradó refrescar este concepto de Arlt tan claro y vigente.

Sebastian "Zaiper" Barrasa dijo...

Che Silvina,

este tipo de cosas son las que publicamos en la portada de cruzagramas, y como ya te incorporaste el equipo de talleres, te sugiero que te propongas como editora de la publicación así publicás este tipo de artículo directamente en la portada (y dejás tu blog para tus textos...)

Proponete en
cruzagramaX@gruposyahoo.com.ar

Salute

yo, Zaiper

Pastromer dijo...

Arquitectos de construcciones diferentes. ¿Al final, qué queda?

_______

Me interesa tu opinion respecto al Microrelato del concurso litarario en la siguiente liga:

http://concurso-tallerliterariorg.blogspot.com/2008/07/soe-justicia.html

espero y sea de tu agrado.